miércoles, 3 de julio de 2013

A la Calle: El oligopolio de las energéticas. De la corrupción a la estafa


El oligopolio de las energéticas:

"A La Calle" se adentra en el opaco sector energético de España. Son muy pocas las empresas que trabajan en el sector: Iberdrola, Gas Natural Endesa, Unión Fenosa y E.ON mueven más del 80% de la energía en España y se ponen de acuerdo para pactar los precios. 

El sector está muy mal regulado por parte del Gobierno y la transparencia brilla por su ausencia. El lobby eléctrico tiene un enorme poder y control sobre la ciudadanía y el Estado. Un poder que se ha ido obteniendo a medida que los Gobiernos de turno han permitido. Todo comienza con las privatizaciones en 1996 con José María Aznar. La imposición de los ciclos combinados, el ataque a las renovables, su lucha por reducir las primas a estas energías limpias y su larga batalla contra la democratización de la energía especialmente contra la fotovoltaica, porque puede suponer la búsqueda de la autosuficiencia energética por parte de los consumidores, son muestras de su insaciabilidad.

"A La Calle" muestra la cara oculta del sector y también plantea alternativas energéticas. Si existen y cómo se puede acceder a ellas. 

Trabajadores defenestrados:

Más de seis millones de españoles están en el paro pero hay una bolsa de afectados por la crisis que se escapan a estas estadísticas. No cuentan como parados pero tampoco tienen ingresos. Son trabajadores "zombies" de empresas que pasan dificultades que pasan meses haciendo su trabajo sin cobrar la nómina. Las denuncias por impago de salarios se han multiplicado. La inspección de Trabajo recibió un total de 7.875 denuncias el año pasado. Desde 2008 han aumentado hasta un 50%. 

Pero la defenestración de los trabajadores no acaba ahí. La Comunidad de Madrid ha convocado subvenciones para los ayuntamientos que ocupen a los desempleados en trabajos sociales. Se les da un complemento económico que sirve para cubrir la diferencia entre lo que reciben de prestación y el salario del puesto que cubren. Así el ayuntamiento se ahorra un trabajador. Una política que sigue no sólo la Comunidad de Madrid también Andalucía y Cataluña.

"A La Calle" se adentra en esta pérdida de calidad para los trabajadores que se está imponiendo con la reforma laboral y con la premisa que el Gobierno abandera: "Con tal de trabajar tienes que aceptar lo que sea".